Morebanker

5 consejos para encontrar el mejor préstamo

7 julio 2021

La facilidad con la que podemos solicitar un préstamo a través de Internet ha traído muchos beneficios para obtener préstamos rápida y cómodamente, sin embargo, también ha significado que encontrar el mejor préstamo pueda ser una tarea engorrosa si no sabemos por dónde empezar. El creciente mercado y competencia entre entidades financieras, ha provocado que solicitar un préstamo se convierta en una pesadilla para los que desean solicitar un préstamo por primera vez, o para los que han tenido experiencias negativas en el pasado. Hay muchas compañías de préstamos que ofrecen dinero en el acto, sin formalidades innecesarias, pero no te dejes persuadir por el primer préstamo que encuentres. Obtener un préstamo es una decisión que puede tener un impacto significativo en tu vida, incluso durante los próximos años. Es por eso que hemos preparado algunos consejos para que puedas encontrar el préstamo adecuado. Esperamos que no solo faciliten tu búsqueda, sino que también te permitan tomar la decisión óptima de acuerdo a tus necesidades.

Te puede interesar: 3 errores más comunes que debes evitar al solicitar un préstamo 

Aquí están los 1 préstamos que te recomendamos solicitar:

Solcredito
Importe
Plazo
TAE
Tiempo de respuesta

Excelente 8.9 / 10

100 - 1.000 €
91 - 120 días
0-3752%
15 minutos
Primer préstamo gratis
Rápido y Sencillo
Recibe la mejor oferta del mercado
Solicitar shield-ok-icon

Encuentra aquí los detalles de todos los prestamistas

1. ¿Lo puedes pagar?

Antes de decidir si deberías solicitar un préstamo o no, debes evaluar si puedes pagarlo. Un préstamo generalmente es más que solo el importe solicitado; hay comisiones y tarifas iniciales o cuotas a las que se agregan intereses en función de la tasa de interés. Por lo tanto, debes asegurarte de tener los fondos necesarios para saldar la deuda a tiempo, de lo contrario, las consecuencias no serán agradables.

¿Qué es un presupuesto?

En la hoja de presupuesto, tiene en cuenta sus ingresos regulares (nómina y posible apoyo del gobierno) y gastos fijos (alquiler, facturas de consumo, etc.) por mes. También recuerda tomar en cuenta todas las cuotas para créditos y préstamos existentes, en caso de que tengas alguno. Luego resta todos los gastos de tu ingreso total; de esta manera, puedes verificar fácilmente cuánto dinero tienes a tu disposición cada mes.

Considera todos los tipos de gastos

Al calcular tu presupuesto, recuerda los gastos de comida, regalos, etcétera. Al planificar tus gastos, puedes establecer un gasto fijo para estos fines; simplemente verifica cuánto has gastado en ellos en los últimos 3 meses, calcula el promedio y listo.

Fondo de ahorros para emergencias

Puede ser una buena idea dejar cierta cantidad para situaciones de "emergencia". Tal fondo puede darnos una liquidez extra en caso de circunstancias inesperadas. Incluso si no necesitas usar este dinero, puedes tratarlo como tu propio fondo de ahorro. Destinar una pequeña cantidad de dinero cada mes a este fondo puede, en última instancia, evitar que tomemos un préstamo en el futuro.

Dinero para pagar el préstamo

Solo después de deducir todos los gastos y ahorros mencionados anteriormente de nuestros ingresos, podemos determinar cuánto dinero queda para pagar el préstamo. 

Ingresos mensuales - Gastos fijos - Costos de vida - Fondo de emergencia = Cantidad máxima disponible para el reembolso del préstamo

De esta manera, puedes determinar cuánto puedes pagar cada mes por tu préstamo. También puedes verificar la cuota requerida utilizando la calculadora de préstamos, que puedes encontrar en muchos sitios web como el nuestro. Conociendo tus opciones, podrás tomar una decisión más informada y evitar un préstamo que simplemente no podrás pagar. 

2. Busca el préstamo más barato

El préstamo más barato para ti puede no ser el adecuado para otra persona. Para la mayoría de los prestamistas, hay muchas tarifas y comisiones en las que es muy fácil perderse y es difícil determinar claramente qué oferta es la más barata. Afortunadamente, hay un indicador que todas las entidades deben hacer públicas: la Tasa Anual Equivalente (TAE). LA TAE cubre todos los costos relacionados con el préstamo durante un año; por lo tanto, vale la pena prestarle especial atención e intentar encontrar una oferta con una baja TAE. Si estás buscando el préstamo más barato, debes elegir el que tenga la TAE más baja.

¿Por qué la TAE es tan alta?

No es raro encontrar un valor de TAE que parezca exorbitante. En la mayoría de los casos, esto sucede con préstamos con un periodo de reembolso muy corto, por ejemplo, por uno o dos meses. ¿Esto significa que debes evitar los minicréditos, si la TAE es de 1000 o 3000%? Definitivamente no. Como ya hemos mencionado, la TAE se calcula anualmente, lo que crea una discrepancia en el caso de los minicreditos, que duran un máximo de tres meses. El tiempo de reembolso juega un papel muy importante, y cuanto más corto sea, más elevada será la TAE. Sin embargo, vale la pena usar este indicador al comparar minicréditos entre sí, ya que a pesar de que su valor sea exorbitantemente alto, nos puede ayudar a saber cuáles préstamos son más baratos y cuáles son más caros.

3. Elige un préstamo a corto plazo

Las personas interesadas en un préstamo más pequeño, por ejemplo, unos cientos de euros, a menudo buscan minicréditos. Una posible desventaja de este tipo de préstamos son los altos costos y comisiones asociados con el préstamo, y una periodo relativamente corto de reembolso. Incluso si solicitas una pequeña cantidad de dinero al principio, esta suma puede aumentar rápidamente si no pagas a tiempo. Ciertamente, la ventaja de los minicréditos son las frecuentes promociones que las entidades ofrecen para atraer a nuevos clientes. Ofrecen, por ejemplo, préstamos gratuitos; los cuales están libres de intereses y comisiones, siempre y cuando se pague a tiempo.

Si estás buscando un préstamo por varios miles de euros, un préstamo al consumo puede ser una mejor opción. Tienes mucho más tiempo para pagar el préstamo, y al mismo tiempo, la mayoría de los prestamistas ofrecen cuotas favorables e incluso un sistema de pago que te permite posponer el pago. Al extender los pagos durante un periodo más largo, te puedes ahorrar las dificultades de encontrar rápidamente fondos para pagar el préstamo. Un préstamo personal también requiere que pienses detenidamente antes de tomar cualquier decisión; a veces no vale la pena repartir una pequeña cantidad de dinero (por ejemplo, 1.000 euros) durante muchos meses. En tales situaciones, esto puede significar que se duplique el coste total de tu préstamo por los numerosos intereses y comisiones que tendrás que pagar. 

4. Envía solicitud a varias entidades antes de decidir

Antes de elegir la entidad a la que deseas solicitar un préstamo, te recomendamos encarecidamente que envíes solicitud a al menos tres entidades diferentes. A pesar de que todos son préstamo gratis, hay entidades que ofrecen más dinero que otras; de igual forma, el plazo de reembolso puede variar.

¿Has encontrado tres compañías de préstamos cuya TAE y el monto de la cuota son casi idénticos? En esta situación, enviar la solicitud a estas entidades puede ser una buena idea. Con ofertas adaptadas a tus requisitos, podrás compararlas entre sí y elegir una de ellas. La presentación de una solicitud suele ser gratuita y sin compromiso, esto significa que nadie te obliga a obtener un préstamo solo porque has enviado una solicitud. Solo después de firmar el contrato, estás obligado a devolver el préstamo, sin embargo, ten cuidado al completar las solicitudes, ya que algunas compañías pueden engañarte y realizar un contrato durante el proceso.

¿Qué prestamista ofrece los mejores términos?

Si tienes cuidado al completar las solicitudes, puedes comparar muchas ofertas. Recuerda verificar la TAE, cuotas mensuales y todas las demás tarifas que la TAE no incluye. Considera también la información sobre factores no financieros, como la opción de aplazamiento o pago adelantado. Estas consideraciones pueden afectar tu decisión final.

La mayoría de los sitios son intermediarios

Al navegar en Internet con la intención de encontrar el préstamo perfecto, encontrarás rápidamente que aparecen muchos sitios web con ofertas de préstamos. Si deseas encontrar la oferta más favorable, vale la pena echar un vistazo a estas nuevas plataformas; sin embargo, la mayoría de las páginas que aparecen en el motor de búsqueda son "solo" intermediarios. Al usar sus servicios, obtienes una oferta préstamo de una de las entidades con las que tienen algún acuerdo. Por lo tanto, si has enviado una solicitud a una entidad y has sido rechazado, no tiene sentido presentar una solicitud a un intermediario que ofrezca préstamos de la misma entidad.

¿Cómo reconocer a un intermediario?

Para verificar si estás tratando con un prestamista o con un intermediario, mira el pie de página del sitio web; generalmente, debes ir al final del sitio para encontrar el texto que contenga la información de contacto y enlaces útiles. En el caso de un intermediario, podrás determinar de inmediato con qué empresas tiene relación. Algunos sitios ocultan esta información de manera más meticulosa, por lo que si tienes dudas sobre la naturaleza del sitio, puedes encontrar la respuesta en la pestaña "Acerca de nosotros".

¿Es más caro con un bróker? 

Los brókers median entre el prestamista y tú, al menos hasta que aceptes la oferta que te ha ofrecido la entidad. Después de que se haya aprobado la oferta, todos los trámites y asuntos quedan entre ti y el prestamista en cuestión. Sin embargo, este esquema no significa que el préstamo sea más caro, incluso si los intermediarios reciben comisiones por remitir el cliente al prestamista. Muchos intermediarios ganan dinero vendiendo tu dirección de correo electrónico, aceptando recibir el boletín de noticias o contenido patrocinado. Al solicitar un préstamo, debes aceptar todas esas actividades; esto significa que los intermediarios pueden enviarte contenido de marketing en su nombre y en el de otros, independientemente de si el prestamista acepta tu solicitud de préstamo. Si prefieres evitar correos electrónicos no deseados, solicita tu préstamo directamente en el sitio web de la entidad prestamista.

5. Lee el contrato cuidadosamente antes de firmar

Esto puede sonar como algo que nuestros padres nos han dicho, pero existen varias razones por las que debemos leer detenidamente el contrato antes de firmarlo. En primer lugar, porque contiene los términos y costos detallados del préstamo. Debes prestar especial atención a la cantidad de cuotas mensuales especificadas en el contrato, ya que es esta cantidad la que se deducirá de tu cuenta cada mes, y debes asegurarte de poder manejarla. Independientemente del resultado que le dio la calculadora de préstamos, el monto que figura en el contrato es el valor real que debes pagar.

También recuerda verificar cuáles son los honorarios del prestamista en caso de que no cumplas con el contrato; incluso si este es un escenario poco probable, vale la pena prepararse para lo peor, de esta manera, nada te sorprenderá. Un acuerdo de préstamo también es una forma de verificar si las promesas en el sitio web del prestamista coinciden con la realidad. Así que asegúrate de conocer a la entidad prestamista y sus condiciones antes de firmar el contrato.




notifyImg

Ingresa tu e-mail: Te escribiremos en un plazo de 24 horas si encontramos un préstamo con una tasa de interés más baja:



Continuar sin ingresar una dirección e-mail

Términos y Condiciones